Los actos escolares son un rito compartido. Fechas que invitan a reafirmar quienes somos como comunidad, a pensar nuestra historia en el presente. Pero, ¿cómo llenamos de sentido ese encuentro de familias, alumnos y docentes?

Los días previos suelen ser de mucho trabajo y algo de nerviosismo. Designar y acompañar al docente responsable, preparar un discurso, invitar a algunos alumnos a participar de una representación artística o decir unas palabras, preparar la bandera de ceremonia, ensayar con los que harán la promesa, invitar a las familias.

A veces esas acciones se mecanizan. Año tras año, el ritual se repite. Y en ocasiones, cuando todo terminó, nos preguntamos si los chicos habrán comprendido el sentido profundo de lo que se conmemoró. Incluso, a veces, nosotros lo perdemos de vista. Sin embargo, los preparativos pueden ser un rico momento de reflexión colectiva acerca el sentido de nuestra historia y el significado de la patria. Reflexión de los adultos de la escuela y, sobre todo, de los alumnos.

Siempre es positivo buscar formas de recordar “en acción”, maneras de dar lugar a la voz de los chicos, maneras de fomentar su expresión. Para que este ritual se vuelva significativo, el acto debe ser un espacio participativo y reflexivo donde la historia cobre sentido desde el hoy. Citamos palabras del sitio educ.ar:

“Para lograr ese cometido es necesario identificar, en cada efeméride, una triple referenciaal pasado, al presente y al futuro. ¿Qué nos dice este hecho en el presente? ¿Qué valores transmite su conmemoración? ¿Cuáles fueron los cambios que produjo ese acontecimiento en la historia? Tomando en cuenta el mensaje que esta conmemoración nos propone, ¿qué señales de alarma podemos detectar para mejorar la situación en la que vivimos en el presente?”  

De cara al 20 de junio podemos preguntarnos todos (equipo directivo, docentes, alumnos, familias) qué representa esa bandera celeste y blanca, qué otros símbolos, qué otros objetos se “llenan” de patria. Invitamos a quienes se animen a compartir las respuestas, o por qué no, las nuevas preguntas que surgen ante cada encuentro patrio. Además, les recomendamos visitar el sitio educ.ar donde se sugieren actividades y experiencias.