¿Existe una relación entre las características  institucionales de las escuelas y los niveles de mejora en los aprendizajes de los alumnos? ¿Cómo se explican resultados distintos entre escuelas de similares características?

Melina Furman, María Eugenia Podestá y Micalela Mussini responden a estas preguntas en el artículo “Contextos Institucionales y Mejora Escolar en Ciencias Naturales: Un análisis de “Escuelas del Bicentenario”, publicado recientemente por la Revista Iberoamericana de Evaluación Educativa*. En él analizan las mejoras obtenidas en la enseñanza de Cs. Naturales en el marco del Proyecto “Escuelas del Bicentenario” desarrollado conjuntamente por IIPE UNESCO y la Universidad de San Andrés entre los años 2007 y 2010.

Escuelas del Bicentenario buscó mejorar la calidad y equidad educativa en escuelas primarias públicas que atienden poblaciones estudiantiles desfavorecidas. Llegó a 132 escuelas de 6 provincias argentinas y a más de 65.000 alumnos. Una de las líneas principales de trabajo fue la capacitación y acompañamiento a docentes en 3 áreas: Lengua, Matemática y Ciencias Naturales. Las autoras analizan los resultados de las pruebas de 4to grado de Ciencias Naturales  de las 132 escuelas, comparando las pruebas al inicio y al final de la implementación del proyecto.Los resultados muestran un cambio significativo: los niveles de dominio de los chicos mejoraron un 60% en promedio.

Sin embargo  algunas escuelas mejoraron más que otras. ¿Cómo explicar esa diferencia?

Al comparar las prácticas de las escuelas que tuvieron mejoras por encima de la media con las que tuvieron mejoras por debajo, las autoras encontraron una variable clave: “el grado de liderazgo de los equipos directivos, su capacidad de promover mejoras en los aprendizajes y el vínculo entre la dirección y sus maestros” (pág 146). Los testimonios de los entrevistados dan cuenta de la importancia capital de los equipos directivos para inspirar, sostener y expandir la mejora.

En palabras de las autoras “El análisis cualitativo indica que el equipo directivo fue fundamental en las diferencias de crecimiento encontradas, cuyo rol fue clave para sostener las acciones de capacitación docente y mejora impulsadas por el Programa” Así, los aprendizajes mejoraron más en las escuelas cuyos directivos se hicieron presentes en las capacitaciones, brindaron apoyo asegurando los espacios de encuentro, acompañaron la implementación de lo aprendido y fomentaron la expansión del enfoque a toda la escuela.

Los equipos directivos hacen mucho, mucho más que organizar y administrar la escuela. Son quienes generan y sostienen un clima de trabajo positivo, quienes señalan con su presencia y seguimiento el norte, quienes alientan a los docentes, quienes crean las condiciones para mejorar, y contagian el impulso de mejora a toda la escuela. “Los estudios muestran que las escuelas con mejores resultados son aquellas cuyo personal directivo logra un clima de trabajo positivo y está comprometido con la tarea y que define claramente una misión y objetivos compartidos” (pág. 138).

Así el artículo confirma con evidencia la hipótesis central del Proyecto Directores que Hacen Escuela: los equipos directivos son los verdaderos protagonistas de la mejora educativa. Les recomendamos leer el artículo completo: http://rinace.net/riee/numeros/vol8-num1/art8.html

Y los invitamos además a consultar el material de Ciencias Naturales disponible en el Portal, en el cual se presenta el enfoque de enseñanza mencionado.  

*Este artículo se basa en el texto: Furman, M., Podestá, M.E.,  Mussini. M. (2015)  “Contextos Institucionales y Mejora Escolar en Ciencias Naturales: Un análisis de “Escuelas del Bicentenario”.  Revista Iberoamericana de Evaluación Educativa, 2015, 8.