Con el inicio del ciclo lectivo los equipos de trabajo comienzan a pensar, entre otras cuestiones, en las estrategias que permitan favorecer la unidad y el sentido de pertenencia de sus comunidades. De esta manera, la comunicación se vuelve una práctica valiosa y prioritaria. Es importante entender la idea de comunicar en clave de vínculo social que une, que acerca a las personas. Entonces ¿Cómo potenciar las buenas prácticas de diálogo y circulación de información en nuestra escuela? ¿Cómo se pueden relacionar con el Proyecto Educativo Institucional (PEI)? ¿Cómo pueden contribuir, en ese sentido, los proyectos colectivos de cartelera?

carteleraEs cierto que hoy la comunicación digital y, con ella, sus nuevos alcances, han permitido “ponernos en contacto” de múltiples maneras (por ejemplo, de forma inmediata, a través de las grupos de WhatsApp). Mientras tanto, los formatos tradicionales perduran en el tiempo y son también imprescindibles: las reuniones de equipo, los encuentros entre directores y/o docentes con las madres y/o padres de nuestros alumnos/as o inclusive brindar una devolución a nuestros estudiantes de sus evaluaciones. Estos últimos siguen siendo actos comunicativos imprescindibles y potentes. Elijamos una u otra manera de establecer un contacto con el Otro, siempre debemos hacerlo del modo adecuado y procurar ser cuidadosos en las intervenciones para ser precisos y alcanzar nuestro objetivo. No será igual el intercambio si se inicia con un comentario positivo (“valoro mucho tu idea…” o “me gustó mucho lo que proponés…”) que si lo hacemos con uno negativo (“no me gusta…”)1 como premisa para cualquier situación entre partes.

Continuar leyendo (pdf completo)

X