En el día a día, las Tecnologías de la información y la comunicación (TIC) tienen un lugar preponderante, y hacerles lugar en la escuela es casi un imperativo. Es que enseñar contenidos significativos en el siglo XXI requiere integrar las TIC e invitar a los alumnos a sumergirse en una lógica de pensamiento nueva, atravesada por ellas. Pero, ¿cómo hacerlo?

Como cualquier innovación o cambio, integrar las TIC supone desafíos y resistencias. Pero también oportunidades. En este link ofrecemos algunas claves para superar esos desafíos y avanzar hacia una integración con sentido pedagógico, que promueva nuevas y mejores maneras de enseñar y aprender.

Además, invitamos a sacar jugo a las oportunidades que se abren con las TIC cuando son incorporadas no solo en el aula, sino también en la dirección de la escuela. Los invitamos a animarse a explorar las posibilidades de las TIC y a descubrir sus enormes potencialidades tanto en la gestión como en la enseñanza.

La apuesta es aprovechar esta novedad para generar nuevas maneras de aprender, enriquecer los contenidos y razonamientos,  y ampliar horizontes.